OPINIÓN

Fecha: 16/02/2017
Escrito por: Marco Tulio Arellano

Visitas | 50

El surgimiento de un nuevo episodio en la frontera colombo -venezolana a raíz de la llegada a nuestro país de una nueva ola masiva de emigrantes representa un nuevo accionar de  las alarmas para el gobierno bolivariano del Presidente Nicolás Maduro Moros.

No hemos terminado de salir de una situación incómoda y de irrespeto  por parte de un alto funcionario del gobierno del Presidente Juan Manuel Santos, como lo es el vicepresidente Germán Vargas Lleras,  cuando recibimos de imprevisto (aunque pensamos no es por azar) una cantidad de emigrantes, quienes según palabras del propio Presidente Maduro pudieran superar un número de 359 que ingresaron por territorio del estado Zulia.

Los hechos - los cuales pensamos no son por casualidad - se atribuyen, en las primeras de cambio, a una situación creada a raíz de la firma de un tratado de paz entre el gobierno de Colombia con la guerrilla de las FARC-EP y la ocupación de los espacios geográficos dejados por la guerrilla, ahora invadidos por las denominadas fuerzas paramilitares o las Auto Defensa de Colombia (grupos creados por Álvaro Uribe).

En realidad la situación que se presenta en la frontera - pudiéramos calificarla a simple vista - como una nueva respuesta del gobierno del vecino país a la exitosa política diplomática que aplica el gobierno del Presidente Maduro, a los ataques continuos de la oligarquía colombiana contra Venezuela.

Ataques que se han expresado en la devaluación de nuestra moneda (dólar today- dólar Cúcuta- Resolución Nº 8 del Banco La República); acciones contra  la seguridad alimentaria de nuestro pueblo, gracias al contrabando de extracción de productos de primera necesidad y alimentos; la fuga de combustible de gasolina y diesel, la cual es protegida para los pimpineros a través cooperativas creadas y legalizadas por los gobiernos de los presidentes Pastrana, Uribe y Santos.

En fin estamos ante una serie de acontecimientos los cuales hemos sorteado con una mano hermana y avizora, desde la llegada de la Revolución Bolivariana con el Comandante Hugo Chávez Frías al poder en 1998.

Como lo hemos repetido en anteriores artículos sobre el tema, los episodios que vivimos con la hermana República de Colombia no son nuevos y arrastran un karma histórico de encuentros y desencuentros; sobre todo por el impulso de sus protagonistas quienes tienen su mayor ícono en Francisco de Paula Santander, desde la creación de la Gran Colombia por Simón Bolívar, en el Congreso de Angostura en 1819.

Desde luego que este paso trascendental del Libertador para la Patria Grande, nunca ha sido perdonado por la oligarquía colombiana a Venezuela quien nos ha seguido viendo como Capitanía; porque en sus mentes nunca ha desaparecido el complejo de creerse virreyes y al mando del Virreinato o Nuevo Reino de Granada  (1718-1821).

Las mentes de los gobernantes de Colombia (con muy pocas excepciones) nunca han podido superar  el mito de los “Chapetones”, quienes oprimían a los criollos neogranadinos quienes aspiraban al igual que en la Capitanía General de Venezuela, liberarse como  los criollos venezolanos del yudo español (Valledupar 1810).

El problema es que han pasado los años y las oligarquías colombianas nunca aceptaron la Cosiata (liderada por Páez) sino que han aspirado seguir siendo los herederos de los 19 virreyes, quienes gobernaron el Virreinato de Nueva Granada  desde 1718 hasta 1821 cuando se logró la independencia, gracias a los triunfos de nuestros libertadores de la Gran Colombia en Carabobo, Boyacá, Pichincha, Bomboná  y Ayacucho donde se acabó de derrotar para siempre al imperio español.

A los verdaderos revolucionarios venezolanos y colombianos nos ha llegado la hora de desenmascarar a los “Chapetones”. Entre ellos al “Premio Nobel de la Paz” Juan Manuel Santos, quien no es ningún ingenuo angelito; al igual que su lugarteniente Álvaro Uribe Vélez, quien se proyectó a la presidencia gracias a sus “falsos positivos”.

Si bien como lo decía el Comandante Chávez “la paz de Colombia es la paz de Venezuela”  en el fondo,  en realidad es el verdadero sentir del pueblo colombiano y de los auténticos patriotas de la Gran Colombia como Ricaurte y Nariño.

Ante el nuevo episodio en la frontera con la migración en masa de pobladores del vecino país hacia Venezuela, debemos actuar con pies de plomo y con cautela; así nos siga mostrando su bella sonrisa y hablando bajito la María “Bonita” Holguín de la Cancillería colombiana.

Bien vale el llamado que hace el hijo del “Cantor del Pueblo” Alí Primera, Florentino Primera cuando afirma: “debemos estar alerta ante la nueva actuación de Colombia, cuando con una masiva migración nos podrían estar aplicando la estrategia israelí, ya conocida por el pueblo palestino, para meternos a través de nuestra frontera un “Caballo de Troya colombiano”.

Nunca es tarde para poner sobre la mesa, la realidad conflictiva del vecino país,  quien acabó con sus esperanzas de cambio con el asesinato de Jorge Eleazar Gaitán, aquel 9 de abril de 1948. Las arremetidas de su oligarquía colombiana siguen vigentes y nunca se ha pasado el chip, ni han superado su complejo de “chapetones” desde la época del Virreinato y Nuevo Reino de Granada.

Comentarios:

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

  • INICIO
  • REGIONALES
    Comunidad
    Politica
    Municipios
    Sucesos
    Salud
    Educación
  • NACIONALES
    Gobierno
    Oposición
    Asamblea nacional
    Partidos
    Alcaldía
    Gobernaciones
    Presidencia
    Dependencias d/ejecutivo
  • INTERNACIONALES
    Guerras
    Conflictos
    Diplomacia
    Desastres naturales
    Exterior
  • ECONOMÍA
    Banca Finanzas
    Macroeconomía
    Economía doméstica
    Mercados de valores
    Energía y minas
    Agro Industria
    Comercio
    Empresas básicas
    Sindicatos
  • DEPORTES
    Béisbol
    Fútbol
    Básquet
    Golf
    Tenis
    Deportes de motor
    Olímpicos
    Deporte aficionado
  • ENTRETENIMIENTO
    Farándula
    TV/Cine
    Bellas artes
    Literatura
    Gente
    Bienestar
    Moda
    Gastronomía
  • CIENCIA Y TECNOLOGÍA
    Avances
    Software
    Hardware
    Computación
    Telefonía
    Ciencia
  • ENERGÍA Y SALUD
    Mujer
    Cuerpo
    Enfermedades
    Medicina
    Ministerio
    Hospitales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright © 2015, M&V EDITORIAL, C.A Rif: J-31004694-8. Todos los derechos reservados. Maturín, Monagas, Venezuela. Contáctenos via: info@laverdaddemonagas.com